En la República el 70% de las personas tiene dificultades para encontrar ropa de su talla, mientras que solo el 20% ofrece la mayor variedad de talles.