La joven cordobesa Valentina Luna fue capacitada por el INADI para combatir el boullying. Sostiene que "la diferencia es lo mejor que nos puede pasar".