La decisión de un gran jurado de no acusar a tres policías por la muerte de Breonna Taylor provoca violentos enfrentamientos en varias ciudades del país.