160 empleados de FADEA, quienes fueron despedidos entre 2016 y 2019 sin justificación alguna, piden ser tenidos en cuenta por el nuevo Gobierno Nacional.