LLAMADAS, DOCUMENTOS OFICIALES Y CAUSAS JUDICIALES COMPLICAN AL GOBERNADOR.