Según el ente acusador, los hombres, que fueron enviados a la cárcel de manera preventiva, hacían parte de una banda criminal señalada de robar joyas.