A pedido de AFIP, la Justicia se negó a que se abra una cuenta para pagar los sueldos.