Macri repudió la violencia y pidió "elecciones libres y justas" en Bolivia.