Los incendios que no han podido ser controlados y pagados en La Amazonía ya llegaron a Perú, donde se han reportaron tres mil hectáreas afectadas.