"Tenemos contacto con seis mujeres que potencialmente podrían haber estado sujetas a este tipo de procedimiento" dijo el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.