A Vladímir Putin le hacen las preguntas más inesperadas durante el programa Línea directa.