Ramón Mestre habla en el velatorio de José Manuel de la Sota.