La cordobesa es la primera gimnasta rítmica en participar en un Juego Olímpico.