El primer ministro de Portugal, António Costa, calificó de "repugnante" la postura del gobierno neerlandés respecto al caso del coronavirus en España.