La tercera temporada de El Marginal se centra dos años después del “motín de las palomas” y un año antes del secuestro de Luna Lunati (Maite Lanata).