300 personas y sis familias quedan en la calle. "Nos apuntaron con armas al pecho",aseguró Diego (delegado)