"Estamos convencidos de que invertir en educación es quizás la mejor inversión que un gobierno puede hacer", afirmó Lifschitz.