A los 91 años se apagó su voz pero queda el recuerdo entrañable del mundo del espectaculo y el publico.