Para la parlamentaria, el cierre de las centrales termoeléctricas es la meta principal que debe imponerse el país, si quiere disminuir sus emisiones de carbono.